Hambre Oculta: La malnutrición de esta época

¿Te has detenido a pensar si tu alimentación provee todos los nutrientes que tu cuerpo necesita?

Es muy probable que puedas responder en la afirmativa si contabilizas que haces tres comidas diariamente. ¿Pero cómo te aseguras que lo que has ingerido cumple con todo lo que necesita tu cuerpo?

Los alimentos nos ofrecen macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas) y micronutrientes (vitaminas y minerales). Los micronutrientes son esenciales en nuestra alimentación pues trabajan junto a los macronutrientes para dar apoyo a funciones específicas del cuerpo tales como la producción de células rojas, fortalecimiento del sistema inmune, protección celular del stress metabólico entre otros. El tradicional plato de arroz con habichuelas y carne nos provee una gran cantidad de macronutrientes pero si no lo acompañamos con una porción de vegetales y frutas no le ofrecemos al cuerpo todos los micronutrientes que necesita. Esta insuficiencia o deficiencia de micronutrientes es definida por la Organización Mundial de la Salud como hambre oculta. A diferencia de una desnutrición calórico proteica una deficiencia de micronutrientes no es visible físicamente. De ahí surge el término de hambre oculta. Digamos que es la célula “hambrienta” de lo que necesita para llevar a cabo sus funciones vitales, lo que ocasiona un desequilibrio en el cuerpo.

Para ayudar a “saciar el hambre” de la célula se recomienda reforzar nuestra alimentación con un suplemento de multivitaminas completo y sobretodo confiable. Centrum con su compromiso de atender estas necesidades provee en una sola dosis los micronutrientes para cada género y edad según la etapa del ciclo de la vida. Hay vitaminas que actúan en sinergía con otras, esto quiere decir que favorecen su absorción, protegen de la oxidación o aumentan su acción. La razón es que juntas actúan complementariamente. A modo de ejemplo, el hierro es un mineral que ayuda a transportar el oxígeno en todo el cuerpo. Los cereales de grano entero son la fuente de hierro de origen vegetal más abundante en la dieta. Pero el hierro en presencia de la vitamina C se absorbe mejor. Por lo tanto es recomendable que ambos estén juntos en nuestra dieta o en un suplemento vitamínico. Es este efecto sinérgico una buena razón para escoger un multivitamínico y no una vitamina aislada.

Si reconoce que su alimentación diaria está deficiente o carece de una buena fuente de micronutrientes considere una suplementación de multivitaminas diariamente como parte de una alimentación balanceada y saludable. Sus células se lo agradecerán y su cuerpo funcionará mejor.

Productos relacionados

Artículos relacionados