Alimenta tus defensas

En estos tiempos donde escuchamos tanta información con relación a protegernos de diferentes enfermedades es meritorio repasar como podemos estar más saludables de forma que nuestro cuerpo pueda enfrentar cualquier enfermedad que se presente. No hay duda que un cuerpo bien nutrido permite que su sistema inmunológico esté mejor preparado para combatir aquello que pueda enfermarnos. Desde que nacemos nuestro cuerpo está bombardeado por patógenos que son agentes infecciosos que pueden provocar enfermedad y cuyo único propósito es replicarse en un ambiente acogedor especialmente rico en nutrientes. No todos los microorganismos en nuestro cuerpo nos enferman, por ejemplo nuestro tracto gastrointestinal tiene una gran variedad de microorganismos que tienen diversas funciones beneficiosas y que se conoce como la microbiota intestinal. Así también tenemos otros conjuntos de microbios en la boca (microbiota oral) y en la piel (microbiota cutánea) entre otros. Todos básicamente son buenos soldados que protegen sus espacios de posibles gérmenes que pudieran invadir y causar daño al órgano o tejido apoyando así al sistema inmunológico. Para combatir los microorganismos patógenos, el elaborado sistema de defensa comprende barreras físicas y bioquímicas, células inmunes especializadas y anticuerpos que se dirigen específicamente al patógeno. Cada etapa de esta respuesta inmune depende de la presencia de ciertos micronutrientes con roles sinérgicos que trabajan juntos actuando de forma complementaria. Los siguientes micronutrientes apoyan el sistema inmunológico y pueden encontrarse en una variedad de alimentos:

  • Selenio –se encuentra en mariscos, carnes, huevos, lácteos, cereales de grano entero y setas
  • Hierro – disponible en hígado y carnes rojas, cereales fortificados con hierro, gandules, garbanzos y lentejas, espinacas, nueces y pasas
  • Probióticos – son bacterias “buenas” que promueven la salud intestinal. Se encuentran en el yogur, Kéfir y quesos artesanales.

Otras recomendaciones para apoyar el sistema inmunológico son:

  • Manejo adecuado del stress mediante la meditación, música, actividad física o pasatiempo
  • Descanso adecuado de al menos 7 horas de sueño continuo
  • Buena higiene personal y lavado de manos
  • Manejo seguro de los alimentos, limpieza y desinfección de utensilios

Podemos concluir que un estado nutricional óptimo es un apoyo para que el sistema inmunológico pueda combatir la gravedad de una infección, aminorar síntomas y respaldar una recuperación más rápida. Sin embargo, la data clínica basada en evidencia revisada sugiere que según el conocimiento actual sobre la importancia de los micronutrientes en la inmunidad, los efectos de sus deficiencias en la gravedad de una infección, y ante la prevalencia mundial de una ingesta inadecuada de estos se forma una base sólida para el uso de un suplemento de micronutrientes múltiple dirigido a apoyar la inmunidad durante la vida de una persona. Reflexione sobre lo antes expuesto y refuerce su cuerpo con el conjunto de micronutrientes necesarios. Centrum está a su alcance para ayudarle.

Lcda. Brenda Soltero
La autora es licenciada en Nutrición y Dietética, ex presidenta del Colegio de Nutricionistas y
Dietistas de Puerto Rico

Productos relacionados

Artículos relacionados